“Loco
-Se rumorea que durante el último interrogatorio al anarquista, uno de los presentes, minutos antes de la medianoche, perdió la paciencia y le asestó un fuerte manotazo en el cuello… tranquilo, comisario… y lo dejó casi paralizado. Además jadeaba, no podía respirar… entonces llamaron la ambulancia, y en un intento por reanimarlo, abrieron la ventana y lo llevaron allí, asomándolo un poco para que el aire fresco de la noche lo espabilara…
Se supone que lo sujetaban entre dos, y, como suele pasar en estos casos, el uno se fiaba del otro… lo sujeto yo, lo sujetas tú… ¡y patapúm, se les cayó!
(El comisario avanza, furioso, pisa la canica y se cae)
Periodista
-Exacto, precisamente así.
Comisario Jefe
-Pero… ¿se ha vuelto loco?…”
Muerte accidental de un anarquista, 1970
Dario Fo (1926-2016), Premio Nobel de Literatura en 1997

SEN COMENTARIOS

DEIXAR UNHA RESPOSTA